Noticias

Ikea lanza los muebles con carga inalámbrica incorporada.

Bueno, en realidad no los lanza, sólo los vende. Que ya os veo con medio cuerpo metido en los contenedores de basura de vuestro polígono más cercano.

Dejar el smartphone encima de la mesa cuando se está quedando sin batería y recogerlo ya cargado. Suena bien, ¿no? Pues desde hoy Ikea, el fabricante de muebles sueco que nombra a sus productos aporreando el teclado, lo ha hecho. Ha acercado un poquito más al público esa magia negra, ese gran desconocido, ese deslumbracuñados que es la carga inalámbrica.

Hace unas semanas nuestro amigo Eliot ya avanzó la llegada de estos muebles en su artículo Empieza la revolución del cargador inalámbrico, así que echadle un ojo.

Lampara ikea.
Muy bien tía. La lámpara encendida a pleno sol entrando por la ventana.

Tampoco se han devanado mucho los sesos, lo que han hecho es empotrar una base de carga inalámbrica de las de toda la vida (toda la vida de las bases de carga inalámbrica, claro) bajo el estándar Qi en un mueble. En mi opinión no hacía falta indicar con una “X” el lugar donde carga el movil, habría quedado más bonito y elegante que la superficie del mueble no diera pistas sobre su propósito, pero bueno, se entiende que no quieran marear a la gente.

Las ventajas son evidentes, no tener que enchufar el dispositivo para que se cargue, menos lío de cables, mayor duración del conector de corriente del teléfono…pero las desventajas también están ahí.

Como que nos encontremos con tener que enchufar una mesita de noche o que no todos los teléfonos sean compatibles, al menos de serie. Muy poquitos son los que incluyen la carga inalámbrica de partida como el S6 Edge o el Nexus 6. Otra desventaja sería el hecho de que el terminal se calienta en exceso, aunque esto siempre es una ventaja en invierno si dejamos sobre la pantalla del móvil nuestra tacita de café o té (ATENCIÓN: NO HACER ESTO EN MI CASA). O el hecho de que la carga de batería es bastante más lenta, casi el doble.

Lámpara Ikea
La X marca el camino.

En la línea habitual de Ikea, no se han subido mucho a la parra con los precios y todos los muebles y lámparas que incorporan esta tecnología se pueden encontrar en sus tiendas por menos de 99€, que teniendo en cuenta que las bases de carga que venden en el mercado no son baratas, no está nada mal.

En el caso de que tu smartphone no sea compatible con este tipo de carga, existen varias soluciones como fundas, carcasas traseras o pegatinas para las baterías que cumplen con esta función, pero aun así Ikea trata de ponértelo fácil ofreciéndote en su catálogo alguna de estas fundas. Para muy pocos dispositivos, eso sí. Tan sólo los Samsung Galaxy S3, S4 y S5 y los iPhone 4, 5/5x y 6. A un precio que oscila entre los 13 y los 25€.

vitahult-funda-carga-inalambrica-i-__0377317_PE554257_S4
Bonitas no son, la verdad.

Una cosa que me ha gustado mucho es que alguno de estos muebles tiene integrado también un puerto USB donde conectar nuestro cable cargador para así poder cargar dos dispositivos a la vez.

Un pequeño paso para Ikea pero un gran paso para el vago común, que tendrá un poquito más cerca del sofá o la silla el cargador de su móvil.

 

Entrada anterior

Mario Kart 8 Nuevos Circuitos y modo 200cc

Siguiente entrada

Ascend P8 presentado, Toda la información al detalle